El ascensor como elemento protagonista en la Arquitectura y el Diseño

Categoría: producto, materiales y MARCAS


El primer registro del ascensor proviene de la antigua Grecia, inventado por el legendario matemático Arquímedes. A pesar de la invención temprana del ascensor, esta tecnología se utilizó únicamente para levantar cargas industriales en lugar de personas, ya que se consideraba insegura.

No fue hasta 1857, cuatro años después de que se inventara el freno de seguridad, que la gente empezó a utilizar ascensores. Elisha Otis demostró dramáticamente la seguridad efectiva de la tecnología en un truco de marketing “desafiante a la muerte” : un asistente cortó el cable del ascensor con Elisha adentro y la máquina se detuvo de inmediato, dejando al inventor ileso ya la multitud maravillada y conmocionada. El espectáculo dio una sensación de tranquilidad a los futuros pasajeros del transporte vertical.

Elisha Graves Otis demuestra su freno de seguridad para ascensores en 1853

A partir de aquí se abrieron nuevos y protagonistas aspectos en la arquitectura, el diseño y la vida en general. Escenas tan cotidiana como las vividas habitualmente entre los usuarios de los edificios cuando coinciden en el interior de la cabina de un ascensor eran, hasta aquel momento inexistentes: silencios, encuentros con desconocidos, con conocidos, incomodidades, romances, olores, cotilleos, sexo, risas han llegado incluso a llenar las tintas de los guiones de la cultura, el cine, el teatro. Y si no, por ejemplo, que se lo digan a los espectadores de "Con la Muerte en Los Talones" de Alfred Hitchcock. En1959 un inconmensurablemente y elegante Roger Thornhill (Cary Grant), ejecutivo de publicidad confundido con un espía, viaja en un ajetreado ascensor de hotel junto con su madre, los huéspedes del hotel y un par de malos asesinos. La tensión se rompe cuando la madre dice, muy cortésmente: "Ustedes, caballeros, no están tratando de matar a mi hijo, ¿verdad?" dando paso a una risa educada que acaba desembocando en las carcajadas de los ocupantes. Entre tantas risotadas, Cari Grant mira hacia adelante, serio durante toda la escena.


Famoso momento del ascensor de "Con la muerte en los talones" de Alfred Hitchcock

El primer ascensor de un edificio público se instaló en un edificio de nueve pisos en la ciudad de Nueva York. Hoy en día, los ascensores son estadísticamente la forma más segura de viajar, ya que transportan el equivalente de toda la población de la Tierra cada tres días. Esto no quiere decir que se instale el ascensor y listo. El mantenimiento y la elección de la empresa encargada éste y del servicio de la instalación de ascensores es un aspecto tanto o más importante que la elección del propio ascensor y, como tal es necesario reservar la partida económica adecuada. Para el 2021, el presupuesto de mantenimiento y modernización que se gastará en ascensores y escaleras móviles será superior a 125 mil millones de dólares.

Existen diferentes tipos de ascensores para diferentes tipos de edificios, pero no es tan simple. Al seleccionar los ascensores, el primer paso hacia una descripción general holística es observar el tamaño y la forma de un edificio, cómo se usará y cuántas personas lo usarán. Esto permite calcular la circulación anticipada. Para edificios más complejos, conseguir el ajuste adecuado también implica programas sofisticados que simulan el comportamiento de viaje previsto (es decir, la circulación) de las personas dentro del edificio para obtener una vista general que compara y contrasta los costos y los beneficios de diferentes tipos de ascensores.

Los edificios de poca altura se definen por velocidades de ascensor de hasta 1,75 m / s. Muchos son edificios de uso mixto: residencial, oficinas y locales comerciales. Con solo una pequeña cantidad de usuarios, los edificios más pequeños de poca altura pueden satisfacer sus necesidades de movimiento de personas con un ascensor de una sola cabina.

Los edificios de media altura se definen por velocidades de ascensor de hasta 3 m / s. Cuando un edificio de este tamaño tiene dos grupos de usuarios distintos (por ejemplo, oficina y hotel), puede tener dos vestíbulos y sistemas de ascensores completamente separados. Este tipo de edificio a menudo utiliza varios ascensores de cabina única, pero ocasionalmente también se pueden utilizar ascensores de más versátiles con dos cabinas independientes y un solo pozo, por ejemplo.

Sin embargo, todos estos ascensores deben funcionar en armonía entre sí. Es por eso que los nuevos sistemas normalmente emplean modernos sistemas para garantizar que los usuarios estén agrupados y asignados a los ascensores de la manera más eficiente posible. Estos sistemas también permiten modernizar los edificios mas antiguos.

Los edificios de gran altura o rascacielos (más de 40 pisos y más de 150 metros) se pueden dividir en 3 categorías: edificios altos (150-299 metros), edificios de gran altura (300-599 metros) y edificios megaaltos (más de 600 metros).

En el pasado, a medida que los edificios se volvían más altos, necesitaban cada vez más huecos de ascensores. Esto se debe a que los ascensores tradicionales siempre incluían una cabina de ascensor en un hueco. Cuanto más alto fueras, más ejes necesitarías para mantener a la gente en movimiento. Sin embargo, esos ejes ocupan mucho espacio valioso por lo que la tecnología tiende a subsanar estos aspectos y, hoy en día es posible mover aún más personas utilizando menos ejes, independientemente de la altura del edificio.

Moverse más con menos ejes y con menos tiempos de espera. Aún teniendo claro que muchos de nosotros no firmaremos obras de envergaduras similares, en la siguiente ilustración mostramos una comparación de los ascensores convencionales, los ascensores de última generación actuales que puede elevarse más de 600 metros:

A partir de aquí las posibilidades son casi ilimitadas, llegando a plantear diseños, incluso en muchas propuestas, más espectaculares o atractivos que el propio edificio al que dan servicio. O lo que es lo mismo, llegando a ser el elemento de diseño principal e identificador del edificio que los contiene. Respeto, locura, horterada, belleza, acierto, torpeza, funcionalidad, emoción y un sin fin de calificativos son posibles en el diseño de ascensores. Depende de vosotros.


¿Ejemplos y curiosidades? Ahí van unos cuantos:


Ascensor del museo Mercedes Benz

Un ascensor en forma de píldora que le da al edificio un toque espacial ya que pararse dentro de la cápsula de metal, que escala el concreto, es un paseo espectacular cuando se mira a través de su pequeña ventana rectangular.

Ascensor en el Museo de Mercedes Benz

Ascensor AquaDom

Situado dentro de un acuario en forma de cilindro en el Sea Life Center de Berlín

Ascensor AquaDom en el Sea Life Center de Berlín

Elevador de Santa Justa

En el corazón de Lisboa, este ascensor de hierro es un símbolo del pasado industrial de la ciudad.

Ascensores del Loyd's Building

Diseñado por Richard Rogers. Las arquitecturas de Loyd han tomado los elementos generalmente ocultos dentro del edificio y los han mostrado en el exterior , maximizando el espacio interior, iniciando el movimiento arquitectónico Bowellism. Por supuesto, los ascensores también tuvieron que salir. Los ascensores en el edificio de Loyd son un enfoque interesante de la mecánica de un edificio, su movimiento y ritmo.


Ascensores del Loyd's Building

Ascensor del Autostadt Silos

Estas torres de automóviles funcionan como estacionamiento vertical para la fábrica de Volkswagen cercana. Las pilas de gran altura tienen capacidad para 800 vehículos , y están completamente automatizadas por un par de ascensores en cada torre. El edificio es un testimonio del poder monumental del ascensor.

Ascensor de vehículos del Autostadt Silos

Ascensor del Sperone Westwater Gallery

La nueva Sperone Westwater Gallery de Nueva York, desarrollada por Foster + Partners, tiene como pieza más intrigante una gran caja roja flotante. Altamente visible en la fachada del edificio, el ascensor funciona como una extensión del espacio de la galería, creando una sección inquieta del edificio .


En definitiva, A veces caemos en el error de considerar a estos dispositivos como elementos sin alma de proyecto, a los que buscarle el espacio menos visible y menos "perjudicial". Como proyectistas tenemos opciones. Reflexionemos.


Si quieres patrocinar tus propios artículos contacta con nosotros aquí.





Podéis publicar vuestro trabajo vosotros mismos con las siguientes opciones que os ofrecemos:






21 vistas0 comentarios