Trump decreta que el estilo "clásico" sea el predeterminado para los edificios federales

Categoría: NOTICIAS en la red

La orden ejecutiva no llega a prohibir la arquitectura modernista, pero establece que el estilo de “arquitectura preferida” para los nuevos edificios americanos debe ser clásico.


El presidente Trump firmó una orden ejecutiva el lunes que establece la arquitectura clásica como el estilo preferido para los nuevos edificios federales, eso sí, sin llegar a prohibir la consideración de diseños más nuevos.

La orden ejecutiva, titulada "Promoción de una hermosa arquitectura cívica federal", exige que los edificios federales sean "hermosos" y elogia las características de la arquitectura grecorromana; por el contrario, los diseños modernistas recientes se describen en el texto como "feos e inconsistentes".

“La arquitectura clásica y otras arquitecturas tradicionales, practicadas tanto históricamente como por los arquitectos de hoy, han demostrado su capacidad para cumplir con estos criterios de diseño y satisfacer con creces las necesidades funcionales, técnicas y sostenibles de hoy”, se lee en la orden. "Se debe alentar su uso en lugar de desalentarlo".

Firmada en los últimos días de la administración Trump, la orden ejecutiva representa una victoria para los tradicionalistas que consideran la arquitectura contemporánea como degradada y deshumanizante.

Pero muchos miembros de la comunidad de arquitectura han criticado la imposición de un estilo preferido en los proyectos de construcción federales. A principios de este año, grupos como el Instituto Americano de Arquitectos y el National Trust for Historic Preservation se opusieron a un borrador de la orden ejecutiva que habría prohibido el diseño modernista.

La nueva regla fue apoyada por la Sociedad Nacional de Arte Cívico, un grupo sin fines de lucro.

“Hay que aplaudir al presidente Trump por inaugurar una nueva era literalmente hermosa en la arquitectura federal”, dijo Justin Shubow, presidente de la organización sin fines de lucro. “Derribando la hegemonía modernista que nos ha brindado edificios gubernamentales deprimentes durante más de 60 años, la orden le da al pueblo estadounidense lo que quiere en diseño federal”.

Los arquitectos criticaron la orden:

"Aunque estamos consternados con la decisión de la administración de seguir adelante con el mandato de diseño, nos alegra que la orden no sea tan trascendente como se pensaba anteriormente", dijo Robert Ivy, director ejecutivo del Instituto Americano de Arquitectos, en un comunicado, prometiendo que su organización nunca daría prioridad a un tipo de diseño arquitectónico sobre otro. El grupo dijo que pediría a la administración entrante de Biden que revierta el orden.

Michael Kimmelman, crítico de arquitectura de The New York Times, condenó la medida en febrero pasado. "El simple hecho de tener este argumento es degradante", escribió .

Algunos vieron la orden como algo más que un estilo arquitectónico.

"La orden ejecutiva no tiene sentido", dijo Reinhold Martin , profesor de arquitectura en la Universidad de Columbia. "Este es un esfuerzo por usar la cultura para enviar mensajes codificados sobre la supremacía blanca y la hegemonía política".


Para la revista ACERCADE Arquitecutura escribir sobre estas cosas nos despierta a arquitect@s y diseñador@s instintos que van más allá de morderse la lengua, independientenemente del color político de aquell@s que fomentan estas iniciativas. Denota el talante cultural que circula en las altas esferas. Nos queda camino por hacer para llevar el conocimiento de la arquitectura a la sociedad y sus dirigentes. Ya sabéis que los comentarios están abiertos.



Podéis publicar vuestro trabajo vosotros mismos con las siguientes opciones que os ofrecemos:






sponsors

© 2023 Todos los derechos reservados. Las imágenes publicadas en Social ACERCADE Arquitectura son CopyRight de la oficina, estudiante o profesional que publique.

Uso de Cookies y política de Privacidad. si publicas, aceptas

ACERCADE Arquitectura pertenece al programa de Amazon Afiliados